domingo, 19 de febrero de 2017

10 frases que hay que evitar decir a los hijos

Le educación es siempre un reto apasionante y difícil para los que nos dedicamos a la infancia y juventud.

Siempre queremos lo mejor para los jóvenes, ¿pero qué es lo mejor? Hay que tener mucha y buena disposición para aplicar lo más noble aunque sea superando nuestras limitaciones.


Esta semana he resumido un artículo que me ha parecido interesante sobre las cosas que no hay que decir a los hijos y que se puede extrapolar a los jóvenes en general. El artículo completo se puede leer en este enlace.

Aquí va a continuación, esperando sea de utilidad.
======================
10 frases que hay que evitar decir a los hijos

Según los expertos, éstas son las frases que debería evitar en la comunicación con sus hijos:

1. 'Aprende de tu hermano'

Las comparaciones siempre son odiosas, no sólo para los adultos, sino también para los menores. Es muy fácil caer en ellas cuando se tienen varios hijos. El niño percibe a su hermano como un modelo que nunca podrá alcanzar y esto afecta a su autoestima.

2. 'Me vas a volver loca'

Utilizar la culpabilidad para motivar no es el mejor método para cambiar el comportamiento. Además, puede generar un impacto negativo en la relación con ellos.

3. '¿No te da vergüenza portarte así?'

Al igual que la anterior expresión promovía la culpa, ésta fomenta la vergüenza. Algunos padres tratan de imponer disciplina de esta manera, principalmente delante de otras personas.
 
 4. 'Si no haces esto, te voy a castigar'

Las amenazas utilizan el miedo y pueden llegar a erosionar la confianza que los niños tienen depositada en sus progenitores.  El problema de abusar de esta frase u otras similares es que, en la mayoría de los casos, es una expresión vacía.


5. 'Estoy harta de ti'

Cuando un padre utiliza esta expresión, víctima del estrés, no tiene la intención de herir los sentimientos de su hijo, ni mucho menos, pero hay que ser conscientes de que este comentario, fruto de la exageración, puede provocar que su hijo crea que es real y permanente, y provocar en ellos un impacto negativo. 

6. 'Eres un niño malo'

Los expertos aconsejan ser concretos a la hora de explicarles qué es lo que han hecho mal y censurar sus acciones. Es más constructivo usar otras expresiones como: "No me gusta cuando haces..." para explicarles por qué su comportamiento no es aceptable y ofrecerles alternativas.

7. 'Porque lo digo yo... y punto'

Los adultos tendemos a pensar que siempre tenemos la verdad absoluta si nuestro interlocutor es un niño. Si no se les ofrece ninguna explicación de por qué deben hacer lo que se les ha pedido no se consigue nada.

8. 'No llores, que no es para tanto'

Tendemos a infravalorar los sentimientos de nuestros hijos. Aunque para nosotros carezca de importancia, para ellos la tiene y no debemos quitársela. Es mejor apoyarles y consolarles para que sepan que cuando les pase algo malo nosotros les entenderemos y estaremos ahí. 


9. 'Deja, que ya lo hago yo'

El mensaje que se lanza cuando se utiliza esta expresión es claro: "¿Para qué me voy a esforzar la próxima vez?". Además, de esta forma le estamos impidiendo que aprenda por sí mismo, convirtiéndole en una persona dependiente e insegura.

10. 'Eres un vago y así no vas a llegar a nada en la vida'

Los estudios y las malas notas son uno de los principales frentes abiertos cuando se trata de hijos adolescentes. Estas frases dañan la relación parteno-filial y provoca en los jóvenes frustración y desinterés.



La Historia de la Semana

0 comentarios: