jueves, 31 de enero de 2013

Sobre educación

Para los que llevamos trabajando muchos años en el mundillo educativo español, las sorpresas innovativas con las que se van a resolver todos los problemas de la educación son el pan nuestro de cada día.

Pero al final nunca se toca lo realmente importante:  los valores que una buena educación tiene que inculcar en el niño y en el joven para su plena y correcta integración en la sociedad, y el ejemplo  que debemos dar los mayores en este empeño. 

Pues como dijo el clásico y es una gran verdad: Se enseña con lo que se dice, más con lo que se hace, pero mucho más con lo que se es.

Me han enviado unas viñetas de la web e-faro que reflejan estos pensamientos y que tiene cosas muy buenas para compartir. 

Están dichas con un toque de humor, siempre necesario en estos tiempos, pero tienen una gran carga de profundidad para hacernos pensar un poco. Y completa esta otra entrada que también hace pensar...

Espero que os gusten y nos ayuden a aportar nuestro granito de arena en pos de una buena educación para nuestros niños y jóvenes.

=============

Sobre lo que quieren los jóvenes...






¿La tecnología resuelve todo?...











¿Qué regalos precisan de verdad nuestros niños?...




¿Dedicamos tiempo a nuestros jóvenes cuando nos necesitan?...











Y es que siempre encontramos excusas para no jugar...






¿Qué valores inculcamos a los niños...?






jueves, 24 de enero de 2013

El hombre orquesta

Me han enviado este corto de animación de la factoría Pixar titulado El hombre orquesta (en inglés One Man Band) que me parece oportuno compartir. Es del año 2005 y aporta buenos recursos para un trabajo de aula.

El argumento es bien sencillo: el artista habitual de la plaza del pueblo se ve sorprendido por uno nuevo que quiere superarlo. Y ambos compiten para ver quién se lleva la moneda de la niña que los contempla.

Si tuviera que sacar una moraleja de este cortometraje, yo me apuntaría a que las rivalidades llevadas al extremo nunca son buenas. Hay que trabajar para destacar en nuestro campo pero no para hundir a la competencia.

Cuando se trabaja en equipo se pueden hacer muchas más cosas que individualmente, y además es mucho más bonito y divertido hacer juntos lo que haya que hacer.

Y sin más aquí va El hombre orquesta.



La Historia de la Semana

martes, 22 de enero de 2013

¿Cómo está tu corazón?

De vez en cuando conviene hacerse un chequeo médico, y en particular mirarse bien el corazón.

Pero no solamente el corazón físico, sino también el corazón espiritual, ese que es invisible a los ojos y que nos dicta el camino a seguir en nuestra vida.

El texto de esta semana, cuyo autor es José María Escudero, se titula precisamente ¿Cómo está tu corazón?, y es una invitación a reflexionar un poco sobre las actitudes que tomamos frente a las situaciones que nos van ocurriendo en la vida cotidiana.

Hay muchas clases de corazón, pero el más importante es el que nos ayuda a crecer y desarrollar todo lo más valioso que llevamos dentro.

Así que ¡adelante y a chequear nuestro corazón!

=========================
¿Cómo está tu corazón? 

Amigo, te invito a hacerte una radiografía del corazón… 

No, no te preocupes: no requiere una preparación especial ni necesita la ayuda de un especialista para supervisar e interpretar los resultados. 

En cada una de las placas identificarás rápidamente los tesoros, las riquezas que contiene en su interior. 

Eso sí, debes abrir con total sinceridad tu corazón… ¿Preparado? ¡Pues adelante! 

Corazón–caja bancaria: Su mejor riqueza consiste en aumentar sus bolsillos a costa de los demás. Simplemente se aprovecha de los talentos que tus hermanos (para ti, clientes) te ingresan, eso sí, cobrando los respectivos intereses... 

Corazón–ring de boxeo: Su patrimonio es su fuerza, no mental o emocional, sino física. Eres de los que solucionan sus problemas soltando el puño…, el puño sobre la mesa o, si llega la ocasión, sobre la persona que tienes enfrente... 

Corazón–agenda: Todo programado. Consultar la agenda es el mayor seguro de tu vida. Podríamos decir que es tu becerro de oro, tu bien más preciado. Para poder llegar a ti, sólo hay un camino: pasar por la agenda, evidentemente, previa cita... 

Corazón–envoltorio: La gente que se te acerca queda impresionada. Sin embargo tienes que andar con cien ojos, no sea que alguien “se pase de la línea” y ose entrar en tu interior… ¡Que se conformen con el escaparate! 

Corazón–estanque: Al igual que en una presa, en la que el agua no corre, tus sentimientos tampoco. Tu máximo caudal es siempre el mismo: tu pasado. Tus inversores siempre son los mismos: los mismos amigos, las mismas experiencias y lo que es peor, los mismos rencores que llevan años flotando en tu vida... 

Corazón–mando a distancia: Manejas tus bienes a tu antojo. Si algo o alguien te gusta, puedes pasar horas y horas extasiado contemplándole, pero si algo o alguien no es de tu gusto, cambias de canal y a otra cosa... 

Corazón–invernadero: Tu mayor tesoro lo tienes señalado en rojo: las vacaciones, las fiestas, los fines de semana, los días que no toca trabajar o estudiar… Entonces sí, en esos días el corazón se reviste de alegría y buen rollo. ¿El resto de ocasiones? ¡A invernar y que pase cuanto antes! 

Corazón–ventanilla: Es una fortuna tener un corazón que abra y cierre a tu antojo, en el que nadie pueda colarse sin antes comprobar su procedencia, su nómina, su trabajo…, hasta, si se desea, su árbol genealógico. Y si algo no funciona o no interesa, se le manda a otra ventanilla y asunto solucionado... 

Corazón–museo: Tantos bienes, tantas riquezas, lo merecían, ¿verdad? Ahora tu gente puede contemplar (entrada incluida) tus licenciaturas, tus premios, tus condecoraciones, tu chalet en la playa o tu cochazo aparcado a la puerta… Eso sí, sin tocar y sin llevarse nada. 

Corazón–bienaventurado: Un tipo de corazón totalmente diferente al resto, un corazón cuyos bienes más preciados son la pobreza, la humildad, la misericordia, la paz, la voluntad de Dios. Un corazón en el que los máximos inversores son tus hermanos (los más pobres, los que menos tienen) y tu mejor accionista… ¡el mismísimo Dios!  

Para más información puedes visitar Mt 5,1-12. 


La Historia de la Semana

sábado, 19 de enero de 2013

Beach Theme

Dentro de la sección de música relajante, comparto esta semana un tema extraído del álbum Thief, del grupo alemán Tangerine Dream.

Este álbum recoge la banda sonora original de la película alemana del mismo nombre que se proyectó en el año 1981.

Del tema de la película no recuerdo nada, pero la música sí que me gustó porque transmite un sentimiento de paz y relajación. 

El tema escogido escogido en esta ocasión se titula Beach Theme, y va acompañado con un video de paisajes de costas y playas que combina muy bien con la música.

¡A ver si os gusta!



La Historia de la Semana

jueves, 17 de enero de 2013

Déjate ayudar

El video de esta semana es de una campaña de la Fundación Khanimambo para ayudar a los niños de una aldea de Mozambique que me ha parecido muy interesante para compartir.

Pone de relieve un tema importante en educación: ¿a qué valores damos más importancia en nuestra vida?, ¿a los puramente materiales o a los que van más allá de lo material?

Los que han tenido ocasión de realizar alguna acción de cooperación internacional pueden dar fe de que es mucho más lo que se recibe de estas personas que lo que se da. 

Pueden padecer muchas necesidades materiales y tener grandes carencias, pero en  generosidad, amistad, alegría,... nos superan con creces habitualmente.

Y esta es la idea original del video: en realidad son ellos con su sonrisa los que nos ayudan a nosotros...




La Historia de la Semana

miércoles, 16 de enero de 2013

Decálogo para sentirse bien

Sentirse bien es una aspiración natural de todo el mundo. ¡A nadie le gusta estar enfermo o sentirse mal!

Las dificultades surgen cuando nos preguntamos cómo conseguirlo y qué tenemos que hacer en concreto para lograrlo.

En esta entrada resumo un artículo aparecido hace poco (el texto completo se puede ver aquí) en el que propone 10 cosas para hacer diariamente, todas ellas sencillas y de sentido común, que viene bien recordar de vez en cuando.

¡Y constituye una buena forma de comenzar el año con propósitos renovados!

A este decálogo sobre el bienestar físico y anímico yo añadiría un punto más para alcanzar también el bienestar espiritual: dar lo mejor de uno mismo en todo momento a los que te rodean. ¡Está garantizado!

Por cierto que haciendo una búsqueda en el blog por la palabra "decálogo" aparecen 13 entradas dedicadas a lo más variado, desde el decálogo del vago al decálogo para formar un delincuente, entre otros. ¡Merece la pena echar un vistazo a los decálogos! 


Y sin más aquí va este Decálogo para sentirse bien.

=====================
Decálogo para sentirse bien

 

1.- Recuerda a tu familia que la quieres. Las manifestaciones de cariño a las personas que estimas ayuda a la convivencia y al final revierte sobre uno mismo. 
 

2.- Medita. Pensar sobre lo que hemos hecho a lo largo del día para analizar nuestros fallos y aciertos, y realizar un listado mental de lo que tenemos que hacer al día siguiente, sin grandes agobios, es muy aconsejable.

3.- Ríete. Que seamos personas serias no quiere decir que no debamos sonreír o permitirnos soltar una carcajada de tanto en tanto. Al reírnos, nuestro cerebro libera adrenalina y endorfinas que estimulan el bienestar y la felicidad. ¡Y además resulta muy divertido!

4.- Descansa. Acostarse a una hora prudencial, con la conciencia tranquila y levantarse temprano pero descansado son factores esenciales en nuestro funcionamiento diario. Hay que mantener unos buenos hábitos de sueño.

5.- Organízate. Mucha gente tiende a identificar el orden con el aburrimiento y la incapacidad de escapar de los propios esquemas, cuando más bien es al revés. Optimizar al máximo el tiempo evita el estrés innecesario y nos permite disponer del tiempo libre suficiente como para dedicarnos a otras actividades de esparcimiento.

6.- Lee. No sólo por culturizarte y formar parte de ese privilegiado 43% de la población española que afirma leer con frecuencia, sino porque además permite descansar, desconectar de nuestras preocupaciones diarias y mantener a punto nuestra mente. 


 7.- Haz actividad física. Hacer un poco de ejercicio, como pasear, subir a pie las escaleras,... aunque no nos convierta en atletas, siempre será mejor que levantar pesas durante dos semanas y dejarlo pasado ese tiempo.

8.- Que te dé un poco el aire. Además de otros beneficios físicos asociados a la actividad de salir a dar una vuelta (hacer ejercicio, desconectar del insistente ordenador, estrechar relaciones con aquellos con los que paseamos), el mero hecho de recibir rayos solares es muy beneficioso para la salud.

9.- Da las gracias. Lo dice la ciencia: ser agradecidos con los demás favorece el optimismo, la felicidad y evita la depresión. Es lo que concluyó un estudio realizado por miembros de la Universidad de Hofstra, que afirmaba que los estudiantes más agradecidos sacaban mejores notas, se integraban socialmente de manera más fácil y sentían menos tristeza y envidia hacia sus compañeros.

10.- Mantén en perspectiva algo que te ilusione. Debemos también tener algún deseo en mente que nos haga felices al final del día, ya que no todo debe ser trabajo y responsabilidades. No se trata simplemente de ver tu programa preferido sino de soñar en lo que te gusta.


La Historia de la Semana

sábado, 12 de enero de 2013

Life of flowers

 De vez en cuando viene bien poner alguna entrada en el blog que sea intrascendente, simplemente para pasar un momento ante la pantalla viendo algo entretenido.

Y he encontrado este video sobre la vida, crecimiento y desarrollo de las flores que me ha gustado mucho y lo comparto.

Es una muestra de las maravillas que ocurren constantemente en la naturaleza ante nuestros ojos, pero que nos resultan difíciles de apreciar en toda su magnitud y belleza por lo pequeñas y lo despacio que aparecen. Pero puestas así alcanzan el reconocimiento debido.

La música que acompaña al video es el tema Happy go Lucky, de Patrick Hawes.

¡Espero que os guste!




La Historia de la Semana

viernes, 11 de enero de 2013

Lecciones de la vida

Estrenamos un nuevo año y parece momento oportuno de hacer un poco de balance del año que ha pasado en nuestras vidas.

Es evidente que la experiencia va creciendo con la edad (o al menos debería ser así) y con el paso del tiempo vamos afrontando las vicisitudes de la vida con una visión más serena y sosegada, alcanzando poco a poco una mayor madurez.

El texto que comparto esta semana es un extracto de una columna publicada en un periódico americano, The Plain Dealer, y está escrito una periodista llamada Regina Brett.

Bajo el título de Lecciones de la vida, plantea una serie de ideas que reflejan muy bien una visión madura de la vida en la línea de lo que venimos recogiendo en el blog. 

De entre las cosas que dice a mí me encanta lo que afirma de algo tan sencillo como es el salir todos los días, pues los milagros esperan en todas partes.

Así que aquí la compartimos esperando que os gusten.

==================
Lecciones de la vida

 * La vida no es justa, pero aún así es buena.

* La vida es demasiada corta para perder el tiempo odiando a alguien.

* Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y familia sí. Mantente en contacto.

* Llora con alguien. Alivia más que llorar solo.

* Haz las paces con tu pasado para que no arruine tu presente.


* Respira profundamente. Eso calma la mente.

* Elimina todo lo que no sea útil, hermoso o alegre.

* Nunca es demasiado tarde para tener una niñez feliz. Pero la segunda sólo depende de ti.

* Nadie es responsable de tu felicidad, sólo tú.


 
* Ante todo supuesto "desastre" piensa: "dentro de cinco años, ¿esto importará?"

* Perdónales todo a todos.


* Lo que las otras personas piensen de ti, no te incumbe.

* Por más buena o mala que sea una situación, algún día cambiará.



 * Todo lo que verdaderamente importa al final es que hayas amado.

* Sal todos los días. Los milagros están esperando en todas partes.

* Lo mejor está aún por llegar.

* No importa cómo te sientas... arréglate y preséntate.

* La vida no está envuelta con un lazo, pero sigue siendo un regalo.


La Historia de la Semana