viernes, 28 de mayo de 2010

Decálogo de la edad

Los clásicos acuñaron el conocido Tempus fugit, "el tiempo se escapa", ¡y cuánta razón tenían!

Me ha venido a la mente esta frase porque esta semana ¡estoy de cumpleaños! ¡Nada menos que LIV! (lo pongo en romano para despistar un poco... :-)) Y cuando ya he pasado el ecuador de la vida todavía sigo pensando que me quedan tantas cosas por hacer ¡¡que no sé si me va a dar tiempo en la otra mitad!!

Así que nos tomaremos la vida con humor y alegría, haremos las cosas poco a poco poniendo en ellas todo lo mejor de nuestro corazón y disfrutaremos de verdad de los amigos que Dios nos va poniendo en el  camino de la vida.

Por eso me ha venido muy bien este Decálogo de la Edad que recomiendo a todos los que van llegando a estas alturas de la existencia...

¡Espero que os sea útil! 

PD.:  ¡Y muchas gracias de todo corazón a los que me han felicitado a lo largo de esta semana! Confieso que ha superado todas mis expectativas y he llegado a emocionarme con estas muestras de cariño. ¡¡Un millón de gracias!!

====================
Decálogo de la Edad



1º.- Si te levantas y no te duele nada, es que estás muerto. 

2º.- No te quejes de los achaques de hoy, mañana serán peores. 

3º.- Si te encuentras las gafas de sol en la nevera, ve al armario; tal vez encuentres en él la mantequilla. Y si te encuentras un par de libros en el armario de los platos, es posible que algunos platos ocupen el lugar de los libros en la estantería. Pero no pasa nada, esas cosas ocurren en las mejores familias cuanto más se acerca una a los sesenta. 

4º.- Trata de evitar pasear las cosas en las manos por toda la casa. Es la mejor forma de no saber nunca donde se dejan. 

5º.- Esfuérzate en realizar solo una cosa cada vez, es la mejor manera de terminarla. 

6º.- No acordarse de haber contado una cosa mil veces o de algo que te han contado cien mil, tiene sus ventajas: se puede disfrutar una y otra vez del relato como si fuera nuevo. 

7º.- Tomar los medicamentos varias veces o no tomarlos nunca es peligroso, pero venden cajitas con compartimentos por día y hora  que facilita el saber si ya se han tomado o no. 

8º.- Antes de ponerte a buscar las gafas ve al espejo y mira, seguramente las llevas puestas. 

9º.- Recuerda: es imposible cambiar canales de TV con el teléfono inalámbrico y es igualmente imposible realizar llamadas con el mando a distancia, pero si alguna vez te ocurre tampoco es el fin del mundo. Deja el mando y el teléfono y lee un libro o haz un sudoku. 
10º.- Todas estas cosas y otras de corte similar llegan tarde o temprano y hay que tomarlas con buen humor; pero si te alteran en demasía y te agrían el humor ¡¡consulta a tu médico!!

(Recopilación de Carmen Moreno)


martes, 25 de mayo de 2010

Miradas de esperanza

¡¡Ya se acercan las vacaciones!! Y es un buen momento para pensar en hacer algo distinto y salir de la rutina del curso, por ejemplo algo de Cooperación Internacional.

Este verano se cumplen 4 años que tuve la suerte de participar en un proyecto de Cooperación en Bolivia trabajando con un montón de niños y sus profesores en el campo de la educación en valores. Para mí fue una de las experiencias más bonitas que he tenido en muchos años y se lo recomiendo a todos mis amigos.

Se conocen nuevos lugares, nueva gente (¡aún conservo grandes amigos de ese viaje!) y sobre todo se aprende a valorar lo que hacemos en nuestra sociedad, en la que tenemos materialmente de todo pero no acabamos de sentirnos satisfechos con nosotros mismos.

El video que comparto esta semana es una recopilación de fotos de ese viaje centradas en un hecho que me llamó la atención: las miradas de los niños, miradas cargadas de esperanza y confianza en el futuro a pesar de las dificultades de sus vidas, acompañadas de unos proverbios de Fernando Rielo.

¡Espero que os guste y sirva para animaros a hacer cooperación!

P.D.: 1) ¡Muchas gracias a Eugenio y Juan Carlos por su inigualable ayuda con los aspectos técnicos!

2 Y si alguién está interesado en ir a colaborar y no sabe cómo, ¡me ofrezco para orientarle :-))!




Nota: para los que han participado en actividades de Juventud Idente, reconocerán enseguida la canción Amigo interpretada por el magnífico coro de Palma de Mallorca.

viernes, 21 de mayo de 2010

A mi madre le decían loca

El pasado martes se cumplieron 26 años del fallecimiento de mi madre, a causa de una enfermedad poco común conocida como Síndrome de Goodpasture, que en un breve espacio de tiempo acabó con sus defensas y no se pudo hacer nada por curarla.

Yo me encontraba lejos del domicilio familiar y cuando pude llegar ya estaba inconsciente y en coma. Han pasado muchos años, pero me ha quedado en mi corazón una pena que todavía me duele: falleció sin que le pudiera decir con palabras cuanto la quería.

Los que han seguido este blog desde sus inicios saben que no soy amigo de dar consejos no solicitados, pero en esta ocasión quisiera hacer una excepción y compartir con todos los lectores un consejo que me viene de lo más íntimo de mi corazón: no tengais reparos en decir a vuestra madre o a vuestros seres queridos cuánto los queréis. Seguramente se extrañarán y os mirarán raro, o incluso preguntarán si estáis locos, pero no os importe: cuando tengais mi edad sonreiréis y podréis decir con orgullo: un día me dijeron loco.

Por eso he escogido para compartir esta semana la poesía A mi madre le decían loca del poeta peruano Max Dextre, que expresa muy bien este sentimiento.

Un gran abrazo para todos los amigos que se acercan al blog.

=====================


A mi madre le decían loca

A mi madre le decían loca,
pero no era loca, era profesora.
Hablaba diferente.
Decía: "Los ojos sirven para escuchar".
Yo tenía diez años de edad.


Un niño no comprende el lenguaje vertical
y pensaba que quizá mi madre era loca.
Cierta vez me armé de valor y le pregunté:
¿Con qué miramos?
Mi madre me respondió:
"Con el corazón".

Cuando mi madre se levantaba de buen humor cantaba:
" Hoy me he puesto mi vestido de veinte años".
Yo sabía que no tenía veinte años y la miraba, nada más.
¿Qué puede hacer un niño, sino escuchar?
Si mi madre estaba triste decía estar vestida de niebla.
" Hoy tengo ochenta años" -dijo-, cuando desaprobé un curso.


Al fin pude terminar la educación primaria.
El día de la clausura llegó tarde.
Se disculpó diciendo: "Hijito, me demoré
porque estuve buscando mi vestido de Primera Comunión,
¿No ves mi vestido de Primera Comunión?".
Miré a mi madre
y no estaba vestida de Primera Comunión.

Después tuvo ese accidente fatal.
Me llamó a su lado, cogió fuerte mis manos y dijo:
"No tengas pena, la muerte no es para siempre" .
Pensé: mi madre no se da cuenta de lo que habla.
Si uno muere es para siempre.


Era niño y no entendía sus palabras.
Ahora tengo cincuenta años
y recién comprendo sus enseñanzas.

Sí, madre. Podemos tener 20 años
y al día siguiente ochenta.
Todo depende de nuestro estado de ánimo.
Los ojos sirven para escuchar
porque debemos mirar con atención a quien nos habla.


Para conocer la realidad esencial de una persona,
tenemos que mirarla con el corazón.
La muerte no es para siempre,
sólo muere lo que se olvida
y a mi madre la recuerdo porque la quiero.

Ahora -en sueños platicamos-
nos reímos de su método de enseñanza.
Aprendí a mirar con el corazón.
Una noche me dijo:
"He notado que te molestas
si tus amigos te dicen loco y eso no está bien.
Es natural que el hijo de una loca sea loco".

Entonces -por primera vez-
repliqué a mi madre y le dije: "Madre, te equivocas,

no siempre el hijo de una loca
tiene que ser loco; a veces es poeta".


Por eso puedo decir con orgullo:
"A mi madre le decían loca,
pero no era loca, era profesora.
Me enseñó a descubrir la vida después de la muerte". 


Max Dextre


martes, 18 de mayo de 2010

Dust in the wind

Reconozco que esta semana me siento un poco nostágico. 

Y por casualidades del internet he recibido esta canción de los años 70 que en su día me encantó y me ha hecho recordar mis tiempos universitarios.

Se titula Dust in the wind (Polvo en el viento) y habla precisamente de que somos eso, polvo que lleva el viento. Es una de las canciones más conocidas del grupo norteamericano Kansas y la publicaron en el año 1977, convirtiéndose en poco tiempo en todo un clásico del rock.

He encontrado dos versiones que me encantan. La primera con subtítulos en español, para seguir la letra, que es muy interesante; y la segunda interpretada por el propio grupo Kansas aunque ya un poco mayorcitos.

En este contexto de ser polvo que lleva el viento, no puedo terminar sin recordar el soneto de Quevedo que hace referencia a la futilidad de la vida:

"Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado."

Con vosotros, Kansas. ¡Espero que lo disfrutéis tanto como yo!



En versión del grupo original:


Y la letra en inglés (en español ya va en el primer video):

Dust in the wind

I close my eyes, only for a moment and the moment´s gone
All my dreams, pass before my eyes a curiosity
Dust in the wind, All they are is dust in the wind
Same old song, just a drop of water in an endless sea
All we do, crumbles to the ground though we refuse to see
Dust in the wind, All we are is dust in the wind
Don't hang on, nothing lasts forever but the earth and sky
It slips away, all your money won't another minute buy
Dust in the wind, All we are is dust in the wind

viernes, 14 de mayo de 2010

El manzano

Hay personas a nuestro lado que son capaces de dar todo lo que tienen. No muchas, por desgracia, pero seguro que las hay.

Y en la mayoría de las ocasiones no somos conscientes de ello; no somos capaces de darnos cuenta de los gestos de amor que nos dedican, como le ocurre al protagonista de la historia de esta semana.

Hay dos detalles que me llaman la atención de este cuento. El primero es que las personas regresan siempre a donde han encontrado amor desinteresado; y el segundo, que el amor no está exento de dolor por la persona amada, porque ¿se puede sonreir con lágrimas?


Con vosotros, El manzano. ¡¡Espero que os guste!! (Ah! y mucho ánimo a los 'manzanos' que hay en la lista!)

===================
El manzano

Hace mucho tiempo existía un enorme árbol de manzanas. Un pequeño niño lo amaba mucho y todos los días jugaba alrededor de él.

Trepaba al árbol, comía sus manzanas y se echaba una siesta bajo su sombra. El amaba al árbol y el árbol amaba al niño.

Pasó el tiempo y el pequeño niño creció y nunca más volvió a jugar alrededor del enorme árbol. Un día el muchacho regresó y escuchó que el árbol le decía triste: “Vienes a jugar conmigo?”… pero el muchacho contestó: “ya no soy el niño de antes que juega alrededor de enormes árboles, lo que ahora quiero son juguetes y necesito dinero para comprarlos".

“Lo siento, dijo el árbol, pero no tengo dinero… pero te sugiero que tomes todas mis manzanas y las vendas, de esta manera tú obtendrás el dinero para tus juguetes". El muchacho se sintió muy feliz. Tomó todas las manzanas, obtuvo el dinero de la venta y el árbol volvió a ser feliz. Pero el muchacho nunca volvió después de obtener el dinero y el árbol volvió a estar triste.

Tiempo después, el muchacho regresó y el árbol se puso feliz y le preguntó: “Vienes a jugar conmigo?… 

- “no tengo tiempo para jugar, debo de trabajar para mi familia, necesito una casa para compartir con mi esposa e hijos, ¿puedes ayudarme?"

- "… lo siento -respondió el manzano-, no tengo una casa, pero… puedes cortar mis ramas y construir tu casa”.

El joven cortó todas las ramas del árbol y esto hizo feliz nuevamente al árbol, pero el joven nunca más volvió… y el árbol volvió a estar triste y solitario.
Cierto día de un cálido verano, el hombre regresó y el árbol estaba encantado. "¿Vienes a jugar conmigo?"… volvió a preguntar el árbol.

El hombre contestó: “estoy triste y volviéndome viejo, quiero un bote para navegar y descansar. ¿Puedes darme uno?"

- Usa mi tronco -contestó el árbol- para que puedas construir uno y así puedas navegar y ser feliz. El hombre cortó el tronco, construyó su bote y luego se fue a navegar por un largo tiempo.

Finalmente regresó y el árbol le dijo: "lo siento mucho, pero ya no tengo nada que darte, ni siquiera manzanas"… Y el hombre replicó: "No tengo dientes para morder; ni fuerza para escalar… ya estoy viejo".


Entonces el árbol con lágrimas en sus ojos le dijo: “realmente no puedo darte nada, la única cosa que me queda son mis raíces muertas”. Y el hombre contestó… – "ya no necesito mucho ahora, sólo un lugar para descansar, estoy tan cansado después de tantos años..."

- Bueno -respondió el manzano- las viejas raíces de un árbol son el mejor lugar para recostarse y descansar. Ven, siéntate conmigo y descansa. El hombre se sentó junto al árbol y éste, feliz y contento, sonrió con lágrimas.

martes, 11 de mayo de 2010

Ser como el río

Paulo Coelho tiene cuentos e historias muy ilustrativas que muestran el camino de la superación personal y el no conformismo con las situaciones que aparentemente se nos escapan de las manos.

El video de esta semana sigue un texto suyo y presenta un paralelismo muy claro entre estas
situaciones de la vida y el escalar una montaña. Los que hemos tenido la experiencia de coronar una cima (aunque no sea un famoso ocho mil sino un modesto tres mil) creo que nos ha servido mucho para el día a día: saber que tras cada reto superado hay otro más interesante. 


Y tal como aparece en el video, ¡¡siempre es mucho mejor en equipo!!

Espero que os guste!

 


lunes, 10 de mayo de 2010

PUJ-2010

Una de las actividades más destacadas de Juventud Idente es el Parlamento Universal de la Juventud, foro para debatir y escuchar la voz de los jóvenes en los temas importantes de la vida y que les afectan.

Este verano se va a celebrar una sesión plenaria en New York durante el mes de agosto, en la sede las Naciones Unidas, y va a contar con jóvenes llegados de todo el mundo.

Así que aprovecho para hacer un poco de publicidad con unos videos muy ilustrativos del trabajo llevado a cabo. El primero es el de la convocatoria para la reunión de New York, y el siguiente refleja los resultados de la sesión del año pasado celebrada en Roma.

Los datos completos con todos los detalles se pueden ver en la web del PUJ.

Aquí va el primer video ¡para ir a New York!:



Y el segundo con el resumen de la sesión de Roma 2009:

viernes, 7 de mayo de 2010

La tortuga y la liebre

Es bien conocida la clásica fábula de la tortuga y la liebre de Esopo, en la que, aunque parezca mentira, la tortuga desafía a correr a la liebre y le gana. 

Pero ha pasado mucho tiempo y han relizado unas cuantas carreras... ¡tantas que al final se han hecho amigas! La historia de esta semana es una ampliación de la fábula con nuevas e instructivas ideas.

De todas las reflexiones que se pueden sacar me quedo con la última: cuando dejamos de competir contra un rival y comenzamos a competir contra una situación, podemos complementar nuestras capacidades, reducir nuestras debilidades, aprovechar mejor los recursos a nuestro alcance,...

Así que ¡adelante con las carreras que nos depare la vida!! Seguro que encontramos una manera de ganarla.

====================

La tortuga y la liebre

Una tortuga y una liebre siempre discutían sobre quién era más rápida.
Para dirimir el conflicto de opiniones, decidieron echar una carrera.
Eligieron una ruta y comenzaron la competición. 
La liebre comenzó a toda velocidad y corrió enérgicamente durante un buen rato. Luego, al ver que había sacado muchísima ventaja, decidió sentarse debajo de un árbol para descansar unos momentos, recuperar fuerzas y luego continuar su marcha. Pero pronto se quedó dormida.
La tortuga, que andaba con paso lento pero constante, la alcanzó, la superó y terminó primero, declarándose ganadora indiscutible de la carrera.

Moraleja: "Los lentos pero constantes y perseverantes, también ganan la carrera."

Pero la historia no terminó aquí, sino que prosigue...

La liebre, decepcionada por haber perdido, hizo un examen de conciencia y reconoció su grave error de subestimar a la tortuga. Se dio cuenta de que por presumida y descuidada había perdido la carrera. Si no hubiese subestimado a su oponente, habría ganado.
Entonces, desafió a la tortuga a una nueva carrera. 
Esta vez, la liebre corrió sin descanso desde el principio hasta el fin y su triunfo fue contundente.

Moraleja: "Los rápidos y tenaces vencen a los constantes y perseverantes."

Pero la historia tampoco termina aquí...

Después de ser derrotada, la tortuga reflexionó detenidamente y llegó a la conclusión de que no había forma de ganarle a la liebre en velocidad. De la manera como estaba planteada la carrera, ella siempre perdería.
Por eso, desafió nuevamente a la liebre, pero propuso correr por una ruta distinta a la anterior.
La liebre aceptó y corrió a toda velocidad, hasta que se encontró en su camino con un ancho río. La liebre no sabía nadar, y mientras se preguntaba "¿Qué hago ahora...?", la tortuga nadó hasta la otra orilla, continuó a su paso lento pero seguro y terminó la carrera en primer lugar.

Moraleja: "Quienes identifican su ventaja competitiva (saber nadar) y cambian el entorno para aprovecharla, llegan los primeros."

Pero la historia tampoco termina aquí....

Pasó el tiempo, y tanto compartieron la liebre y la tortuga que terminaron haciéndose amigas. Ambas reconocieron que eran buenas competidoras y decidieron repetir la última carrera, pero esta vez corriendo en equipo. 
En la primera parte, la liebre cargó a la tortuga hasta llegar al río. Allí, la tortuga atravesó el río a nado con la liebre sobre su caparazón, y ya en la orilla de enfrente la liebre cargó de nuevo a la tortuga hasta llegar a la meta.
Como alcanzaron la línea de llegada en tiempo récord, sintieron una mayor satisfacción que la que habían experimentado en sus logros individuales.

Moraleja: "Es bueno ser individualmente brillante y tener fuertes capacidades personales. Pero, a menos que seamos capaces de trabajar con otras personas y potenciar recíprocamente las capacidades de cada uno, no seremos completamente efectivos."

martes, 4 de mayo de 2010

Ain't No Reason

Esta semana comparto un video musical con una letra magnífica de las que hacen pensar, especialmente en el contexto de las desigualdades sociales y lo poco que hacemos en general para subsanarlas. Se trata del tema Ain't No Reason, del cantante Brett Dennet. El video que lo acompaña también es muy ilustrativo señalando el mal reparto de la riqueza, de la explotación del débil, de la ecología,...

Y nos recuerda que en medio de las dificultades, las rutinas y las injusticias, cuando 'no hay razones' para cambiar, solamente el amor es capaz de liberar a la persona para salir de sí y transformar las cosas.

La letra, como es habitual, al final para quien tenga curiosidad, con un especial agradecimiento a mi amigo TNT por la excelente traducción. Primero en español y luego en inglés para el que quiera practicar un poco.

Aviso: si se escucha varias veces crea adicción :-))



===============================
No hay ninguna razón

No hay ninguna razón para que las cosas sean de esta manera;
es como siempre han sido y como piensan permanecer.
No puedo explicar por qué vivimos de esta manera,
lo hacemos todos los días.

Predicadores en el estrado hablando de santos;
profetas en la acera rogando cambios;
viejas damas riéndose desde la escalera de incendios maldiciendo mi nombre.
Tomé una cesta de limones y todos saben igual.
Una ventana y un pichón con un ala rota.

Puedes pasar toda tu vida trabajando por algo,
sólo para que luego te lo arrebaten.
La gente camina por ahí atrasando sus deudas,
usando cheques como collares y brazaletes;
hablando de nada, sin pensar en la muerte,
cada pequeño latido, cada pequeño respiro.
La gente camina por el filo de una navaja,
llevando sus dolores y odios y armas;
podría ser una bomba, una bala o una pluma
o un pensamiento o una palabra o una oración.

No hay ninguna razón para que las cosas sean de esta manera;
es como siempre han sido y como piensan permanecer.
No sé por qué digo las cosas que digo,
pero de todas formas las digo

Pero el amor vendrá a liberarme.
El amor vendrá a liberarme, lo creo.
El amor vendrá a liberarme, sé que vendrá.
El amor vendrá a liberarme, sí.

Las paredes de la prisión siguen en su sitio,
algunas cosas jamás cambian.
Sigue construyendo prisiones, [y] se llenarán todas;
sigue construyendo bombas, [y] las lanzarán todas.
Dedos jóvenes trabajadores resisten hasta los huesos;
el partirte la espalda te hace vender tu alma,
como un pulmón [que] se llena de frío, asfixiándote lentamente.

El viento sopla con furia y y yo puedo moverme;
los políticos mienten y yo no me dejo engañar;
no necesitas ninguna razón ni un traje de tres piezas
para exponer la verdad.
El aire en mi piel y el mundo bajo mis pies;
la esclavitud está cosida a la tela de mi ropa;
caos y conmoción dondequiera que vaya;
trato de seguir al amor.

El amor vendrá a liberarme.
El amor vendrá a liberarme, lo creo.
El amor vendrá a liberarme, sé que vendrá.
El amor vendrá a liberarme, sí.

No hay ninguna razón para que las cosas sean de esta manera;
es como siempre han sido y como piensan permanecer.

======================
 Ain't No Reason
There ain’t no reason things are this way; 
It’s how they’ve always been and they intend to stay.
I can't explain why we live this way,
we do it every day.

Preachers on the podium speaking of saints;
Prophets on the sidewalk begging for change;
Old ladies laughing from the fire escape,
cursing my name.
I got a basket full of lemons and they all taste the same.
A window and a pigeon with a broken wing.
You could spend your whole life working for something,
Just to have it taken away.
People walk around pushing back their debts,
Wearing pay checks like necklaces and bracelets;
Talking ’bout nothing, not thinking ’bout death,
Every little heartbeat, every little breath.
People walk a tight rope on a razor’s edge,
Carrying their hurt and hatred and weapons;
It could be a bomb or a bullet or a pen
Or a thought or a word or a sentence.

There ain’t no reason things are this way;
It's how they've always been and they intend to stay.
I don’t know why I say the things that I say,
But I say them anyway

But love will come [to] set me free.
Love will come [to] set me free, I do believe.
Love will come [to] set me free, I know it will.
Love will come [to] set me free, yes.

Prison walls still standing tall,
Some things never change at all.
Keep on building prisons, gonna fill them all;
Keep on building bombs, gonna drop them all.
Working young fingers bear to the bone;
Breaking your back make you sell your soul,
Like a lung [that] is filled with cold, suffocating slow.
The wind blows wild and I may move;
The politicians lie and I am not fooled;
you don't need no reason or a three piece suit
to argue the truth.
The air on my skin and the world under my toes;
slavery stitched into the fabric of my clothes;
Chaos and commotion wherever I go;
Love I try to follow

Love will come [to] set me free.
Love will come [to] set me free, I do believe.
Love will come [to] set me free, I know it will.
Love will come [to] set me free, yes.

There ain’t no reason things are this way;
It’s how they’ve always been and they intend to stay.