domingo, 31 de mayo de 2009

La roca

Muchísimas gracias por vuestras felicitaciones. Aunque ya he respondido a cada uno, también lo hago general por aquí. Y despejo una duda: mi edad coincide con el primer número primo mayor que cincuenta. Fácil, ¿no?


Cuando llegamos a ciertas edades :-) solemos hacer balance de la vida pasada y nos viene inevitablemente la pregunta: ¿qué he hecho en la vida?, ¿ha tenido sentido?, ¿si hubiera sido consciente habría hecho lo mismo?,... y tantas otras cuestiones que reflejan la inquietud de nuestro corazón.


Yo personalmente me siento como el protagonista de la historia de esta semana: empujando siempre mi roca con la ilusión de que algún día llegaré a moverla, aunque hasta hoy no vea los resultados que me gustarían. Con todos Vdes. La roca. Espero que os guste.

(P.D.: para los que no son de ciencias: el primo mencionado, o sea, yo , cumple 53!!!)



========================

La roca


Un hombre dormía en su cabaña cuando de repente una luz iluminó la habitación y se le apareció Dios.

El Señor le dijo que tenía un trabajo para él y le enseñó una gran roca frente a la cabaña. Le explicó que debía empujar la piedra con todas sus fuerzas.


El hombre hizo lo que el Señor le pidió, día tras día. Durante muchos años, desde que salía el sol hasta el ocaso, el hombre empujaba la fría piedra con todas sus fuerzas... y ésta no se movía. Todas las noches el hombre regresaba a su cabaña muy cansado y sintiendo que todos sus esfuerzos eran en vano.


Cuando el hombre empezó a sentirse frustrado, el demonio decidió entrar en el juego trayendo pensamientos a su mente: "has estado empujando esa roca por mucho tiempo, y no se ha movido". Le dio al hombre la impresión que la tarea que le había sido encomendada era imposible de realizar y que era un fracasado. Estos pensamientos le hicieron sentirse frustrado y desilusionado. El demonio le dijo: ¿por qué te esfuerzas todo el día en esta tarea imposible? Basta con un mínimo esfuerzo y será suficiente.


El hombre pensó en poner en práctica esto, pero antes decidió elevar una oración al Señor y confesarle sus sentimientos: "Señor, he trabajado duro por mucho tiempo a tu servicio. He empleado toda mi fuerza para conseguir lo que me pediste, pero aún así, no he podido mover la roca ni un milímetro. ¿Qué pasa? ¿Por qué he fracasado?".


El Señor le respondió con compasión:


- Querido amigo, cuando te pedí que me sirvieras y tú aceptaste, te dije que tu tarea era empujar la roca con todas tus fuerzas, y lo has hecho. Nunca dije que esperaba que la movieras. Tu tarea era empujar. Ahora vienes a mí sin fuerzas a decirme que has fracasado, pero ¿en realidad fracasaste? Mírate ahora: tus brazos están fuertes y musculosos, tu espalda fuerte y bronceada, tus manos callosas por la constante presión, tus piernas se han vuelto duras. A pesar de la adversidad has crecido mucho y tus habilidades ahora son mayores que las que tuviste alguna vez.


Cierto, no has movido la roca, pero tu misión era ser obediente y empujar para mostrar tu fe en mí. Eso lo has conseguido. Ahora, querido amigo, yo moveré la roca.

sábado, 30 de mayo de 2009

Si... de Rudyard Kipling

¡¡Estoy en semana de cumpleaños!! También los años pasan inexorables, no sólo las semanas, y a veces pesan un poco, pero siempre son más llevaderos con los amigos.


Superada la cincuentena viene el tiempo de reflexión y la constatación de que el tiempo pasa ¡y de qué manera! Uno ya no es el que era (ya no soy capaz de correr 20 km o saltar desde el techo de un Land Rover) pero he comprobado que mi corazón sigue joven e ilusionado como cuando era adolescente. He recordado el poema que hoy me gustaría compartir con todos vosotros pues me ha sido de gran ayuda durante todos estos años para afrontar los retos que la vida nos va deparando. Es el famoso "Si...", de Rudyard Kipling, que nos marcó a muchos jóvenes de mi generación. Seguramente ya lo conocéis pero creo que merece la pena recordarlo, meditarlo y aplicarlo siempre que se pueda.


==============================

Si... de Rudyard Kipling


Si guardas en tu puesto la cabeza tranquila,
cuando todo a tu lado es cabeza perdida.
Si tienes en ti mismo una fe que te niegan
y no desprecias nunca las dudas que ellos tengan.


Si esperas en tu puesto, sin fatiga en la espera.
Si engañado, no engañas,
Si no buscas más odio que el odio que te tengan...


Si eres bueno y no finges ser mejor de lo que eres.
Si al hablar no exageras lo que sabes y quieres.
Si sueñas, y los sueños no te hacen su esclavo.
Si piensas y rechazas lo que piensas en vano.


Si tropiezas el triunfo, si llega tu derrota,
y a los dos impostores les tratas de igual forma.
Si logras que se sepa la verdad que has hablado,
a pesar del sofismo del orbe encanallado.


Si vuelves al comienzo de la obra perdida,
aunque esta obra sea la de toda tu vida.
Si arriesgas en un golpe y lleno de alegría,
tus ganancias de siempre a la suerte de un día,
y pierdes, y te lanzas de nuevo a la pelea,
sin decir nada a nadie de lo que es y lo que era.


Si logras que tus nervios y el corazón te asistan,
aun después de su fuga de tu cuerpo en fatiga,
y se agarren contigo cuando no quede nada,
porque tú lo deseas y lo quieres y lo mandas.


Si hablas con el pueblo y guardas tu virtud.
Si marchas junto a reyes con tu paso y tu luz.
Si nadie que te hiera llega a hacerte la herida,
Si todos te reclaman y ninguno te precisa.


Si llenas un minuto envidiable y cierto
de sesenta segundos que te lleven al cielo....
Todo lo de esta tierra, será de tu dominio,
y mucho más aún, serás hombre, hijo mío.



Rudyard Kipling

sábado, 23 de mayo de 2009

Nueva clínica japonesa

Un poco de humor y una sonrisa nunca vienen mal. Parafraseando el dicho popular: 'las penas con humor son menos', o, al menos, ¡son más llevaderas!

Así que aquí va la propaganda de una nueva clínica que han abierto en Madrid,
dedicado con todo cariño a los que se dedican al área sanitaria (espero que después de esto me sigáis tratando bien...!!).

PD.: ¡de paso sirve como test para los estudiantes de la lengua española :-)!

============================== 
NUEVA CLINICA JAPONESA 

Acaba de establecerse en Madrid una nueva clínica japonesa, que reúne en su staff a los mejores especialistas nipones:

Nombre del nuevo hospital:

Akitepiyo Akitemato.
 

Director de la clínica: Dr. Elke Tekula.

Urgencias: Dra. Tankulao Lomimito.

Medicina Preventiva: Dra. Tasmumal Kelosepas.

Obstetricia: Dra. Tepalpa Podentlo.

Pediatra: Dra. Yokulo Tuklia.

Psiquiatra: Dr. Yokulo Tukoko.

Endoscopia: Dr. Temeto Tubito.

Laboratorio: Dra. Temila Tukaka.

Dermatólogo: Dr. Tukuelo Stadulo.

Gastroenterólogo: Dr. Tesobo Tupanza.

Inmunólogo: Dr. Awuanta Toito.

Neumólogo: Dr. Tutoses Mufuelte.

Neurólogo: Dr. Satulo Tukoko.

Odontólogo: Dr. Tekito Lakalies.

Oftalmólogo: Dr. Temilo Elojo.

Otorrinolaringólogo: Dr. Tesako Mokito.

Patólogo: Dr. Temilo Enchikito.

Proctólogo: Dr. Temilo Kulete.

Radiólogo: Dr. Tetomo Tufoto.

Traumatólogo: Dr. Taleglo Elwueso.

Oncología: Dr. Tukaso Takagao.

Urólogo: Dr. Tupipi Stamalo.

viernes, 22 de mayo de 2009

Un relato azteca

Otra semana que se ha pasado volando. O tal vez sea que con esto de enviar una historia semanal a mí me lo parece... Pero mientras se pueda, espero no faltar a nuestra cita (¡¡y material hay de sobra!!) :-))


Cada vez que uno se asoma al mundo, y no hay que irse muy lejos, vemos muchísimas situaciones injustas. Y el primer sentimiento que nos viene es que nos gustaría arreglarlas, pero no sabemos por dónde comenzar. ¡¿Qué puedo hacer yo frente a los poderosos, frente a la sociedad, frente a las corrientes de opinión,...?!! Siendo realistas diremos que seguramente muy poco; pero ese poco, ese granito de arena apenas perceptible, puede ser fermento de otras grandes cosas que no imaginamos.


La historia de esta semana es un relato azteca que trata precisamente del valor de lo pequeño y cómo muchas cosas insignificantes pueden hacer una grande. Espero que os guste!
=======================

Un relato azteca


Dicen nuestros abuelos que hace mucho tiempo hubo un gran incendio en los bosques que cubrían la tierra. Las personas y los animales empezaron a correr huyendo del fuego.


Nuestro hermano el búho, Tecolotl, también corría, cuando vio un pajarito que iba y venía del río cercano al fuego. Se dirigió hacia donde iba este pajarito.


Cayó en la cuenta de que era nuestro hermano el pájaro Quetzal, Quezaltototl, que iba hacia el río, cogía gotitas de agua en el pico, y volvía al fuego para arrojar en él aquella gotita de agua.


El búho se acercó al pájaro Quetzal y le gritó: "¿Qué haces, hermano? ¿Eres tonto? No vas a conseguir nada con eso. ¿Qué estás intentando hacer? ¡Tienes que huir para salvar tu vida!".


El pájaro Quetzal se detuvo un momento, miró al búho, y luego respondió: "Estoy haciendo lo que puedo con lo que tengo".



Nuestros abuelos recuerdan que hace mucho tiempo los bosques que cubrían nuestra Tierra fueron salvados de un gran incendio por un pajarito Quetzal, un búho y otros muchos animales que se unieron para apagar las llamas.

jueves, 21 de mayo de 2009

Huellas en la arena

Una noche tuve un sueño...



... Soñé que estaba caminando por la playa con el Señor y, a través del cielo, pasaban escenas de mi vida.


Por cada escena que pasaba, percibí que quedaban dos pares de pisadas en la arena: unas eran las mías y las otras del Señor.



Cuando la última escena pasó delante nuestro, miré hacia atrás, hacia las pisadas en la arena y noté que muchas veces en el camino de mi vida quedaban sólo un par de pisadas en la arena.



Noté también que eso sucedía en los momentos más difíciles de mi vida. Eso realmente me perturbó y pregunté entonces al Señor: "Señor, Tú me dijiste, cuando resolví seguirte, que andarías conmigo a lo largo del camino, pero durante los peores momentos de mi vida había en la arena sólo un par de pisadas. No comprendo porque Tú me dejaste en las horas en que yo más te necesitaba".



Entonces, El, clavando en mi su mirada infinita me contestó: "Mi querido hijo. Yo te he amado y jamás te abandonaría en los momentos más difíciles. Cuando viste en la arena sólo un par de pisadas fue justamente allí donde te cargué en mis brazos".

miércoles, 20 de mayo de 2009

La oruga

Una pequeña oruga caminaba un día en dirección al Sol. Muy cerca del camino se encontraba una langosta. -"¿Hacia dónde te diriges?", le preguntó.

Sin dejar de caminar, la oruga contestó: "Tuve un sueño anoche: soñé que desde la punta de la gran montaña yo miraba todo el valle. Me gustó lo que ví en mi sueño y he decidido realizarlo".

Sorprendida, la langosta dijo mientras su amiga se alejaba: -"Tú debes estar loca. ¿Cómo podrías llegar hasta aquel lugar?. ¡Tú, una simple oruga!. Una piedra será una montaña, un pequeño charco un mar y cualquier tronco una barrera infranqueable".

Pero la oruga ya estaba lejos , y no la escuchó.
Sus diminutos pies no dejaron de moverse.

De pronto, se oyó la voz de un escarabajo: -"¿Hacia dónde te diriges con tanto empeño?".

Sudando, la oruga le dijo jadeante: -"Tuve un sueño y deseo realizarlo. Subiré a esa montaña y desde ahí contemplaré todo nuestro mundo".

El escarabajo no pudo soportar la risa, soltó la carcajada y luego dijo: -"Ni yo, con patas tan grandes, intentaría una empresa tan ambiciosa".


El escarabajo se quedó en el suelo tumbado de la risa, mientras la oruga continuó su camino, habiendo avanzado ya unos cuantos centímetros. Del mismo modo, la araña, el topo, la rana y la flor, aconsejaron a nuestra amiga a desistir. "¡Tú no lo lograrás jamás!", le dijeron, pero en su interior había un impulso que la obligaba a seguir.

Ya agotada, sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar a descansar y construír con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar. "Estaré mejor", fue lo último que dijo, y murió. Todos los animales del valle por días fueron a mirar sus restos. Ahí estaba el animal más loco del pueblo. Había construido como su tumba un monumento a la insensatez. Ahí estaba un duro refugio, digno del que murió por querer realizar un sueño irrealizable.

Una mañana, en la que el Sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una advertencia para los atrevidos. De pronto, quedaron atónitos. Aquel capullo duro comenzó a resquebrajarse y con asombro vieron unos ojos y una antena que podía ser la de la oruga que todos creían muerta...


Poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arco iris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: una mariposa.

No hubo nada que decir. Todos sabían lo que haría, se iría volando hasta la gran montaña y realizaría un sueño: el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir.

sábado, 16 de mayo de 2009

El regalo


Hay dos cosas que a mi me conmueven el corazón: la inocencia y la entrega generosa. En estos tiempos que corren parece que sólo llama la atención y nos fijamos en lo negativo, pero a nada que miremos alrededor con los ojos del corazón veremos que también hay personas que dan lo mejor de sí a los que lo necesitan y de mil maneras: cuidando un enfermo, acompañando a ancianos, educando niños,...

La historia de esta semana trata precisamente de la inocencia y el amor sencillo a las personas que nos quieren. Seguro que ya la conocéis pero creo que merece la pena añadirla al blog.



====================
EL REGALO...


El hombre que estaba tras el mostrador, miraba la calle distraídamente. Una niñita se aproximó al negocio y apretó la naricita contra el vidrio de la vitrina. Los ojos de color del cielo brillaban cuando vio un determinado objeto.

Entró en el negocio y pidió para ver el collar de turquesa azul. - "Es para mi hermana. ¿Puede hacer un paquete bien lindo? - Dice ella.

El dueño del negocio miró desconfiado a la niñita y le preguntó: - ¿Cuánto dinero tienes?

Sin dudar, ella sacó del bolsillo de su ropa un pañuelo todo atadito y fue deshaciendo los nudos. Lo colocó sobre el mostrador y dijo feliz: -"¿Eso alcanza?".

Eran apenas algunas monedas que ella exhibía orgullosa. -"Sabe, quiero dar este regalo a mi hermana mayor. Desde que murió nuestra madre, ella cuida de nosotros y no tiene tiempo para ella. Es su cumpleaños y tengo el convencimiento que quedará feliz con el collar que es del color de sus ojos".

El hombre fue para la trastienda, colocó el collar en un estuche, envolvió con un vistoso papel rojo e hizo un trabajado lazo con una cinta verde. -"Toma, dijo a la niña. Llévalo con cuidado". Ella salió feliz corriendo y saltando calle abajo.

Aún no acababa el día, cuando una linda joven de cabellos rubios y maravillosos ojos azules entró en el negocio. Colocó sobre el mostrador el ya conocido envoltorio deshecho e indagó: -"¿Este collar fue comprado aquí?

-"Sí señora". - ¿Y cuanto costó? - "Ah!", - habló el dueño del negocio. "El precio de cualquier producto de mi tienda es siempre un asunto confidencial entre el vendedor y el cliente".

La joven continuó: - "Pero mi hermana tenía solamente algunas monedas. El collar es verdadero, ¿No?. Ella no tendría dinero para pagarlo". El hombre tomó el estuche, rehizo el envoltorio con extremo cariño, colocó la cinta y lo devolvió a la joven.

- "Ella pago el precio más alto que cualquier persona puede pagar. ELLA DIO TODO LO QUE TENIA".

El silencio llenó la pequeña tienda y dos lágrimas rodaron por la faz emocionada de la joven cuando sus manos tomaban el pequeño envoltorio.

viernes, 15 de mayo de 2009

15 consejos de un adolescente a sus padres

Esta semana sigo con el tema de la educación (en algo se tiene que notar que llevo toda la vida en ese ambiente :-).


Hace tiempo me llegó este texto curioso: se trata de unos consejos de un adolescente a sus padres. Seguramente serán de un educador, pero merece la pena repasarlos pues aportan unas ideas claras y sencillas desde el punto de vista del educando que muchas veces solemos olvidar, pensando que el educador siempre lleva razón. Y es importante tenerlas en cuenta para que la acción educativa de padres y educadores logre su efecto: llegar al corazón de la persona que queremos de verdad.

=======================
15 consejos de un adolescente a sus padres


1. Trátame con la misma cordialidad con la que tratas a tus amigos. Que seamos familia no quiere decir que no podamos ser amigos también.


2. No me des siempre órdenes. Si me pidieras las cosas en vez de ordenármelas, yo las haría antes y de buena gana.


3. No cambies de opinión tan a menudo sobre lo que debo hacer. Mantén tu decisión.


4. No me des todo lo que te pida. A veces pido para saber hasta dónde puedes llegar.


5. Cumple las promesas, tanto si son buenas como si son malas. Si me prometes un permiso, dámelo. Si es un castigo, también.


6. No me compares con nadie, especialmente con mis hermanas o hermanos. Si me ensalzas, el otro va a sufrir. Si me haces de menos, quien sufre soy yo.


7. No me corrijas en público. No es necesario que todo el mundo se entere.


8. No me grites. Te respeto menos cuando lo haces.


9. Déjame valerme por mí mismo. Si tú lo haces todo, nunca aprenderé.


10. No mientas delante de mí. Tampoco pidas que yo mienta por ti, para sacarte de un apuro.


11. Cuando haga algo malo, no me exijas que te explique por qué lo hice. A veces, ni yo mismo lo sé.


12. Cuando estés equivocado en algo, admítelo y crecerá mi estima por ti, y yo aprenderé a admitir mis equivocaciones.


13. No me pidas que haga una cosa que tú no haces. Aprenderé y haré siempre lo que tú hagas, aunque no lo digas.


14. Cuando te cuento un problema no me digas "ahora no tengo tiempo para tus tonterías" o "eso no tiene importancia". Trata de comprenderme y ayudarme.


15. Quiéreme y dímelo. Me gusta oírtelo decir, aunque tú no lo creas necesario. Me agrada mucho.

sábado, 9 de mayo de 2009

El halcón

Siempre me ha sorprendido la cantidad de recursos que tenemos cuando de verdad hacen falta y que desconocemos.

En los campamentos de aprecia en toda su realidad: la experiencia de profesor, y no digamos ya la de jefe de campamento, es algo inolvidable que nos fuerza a sacar de nosotros mismos todo lo mejor en todos los sentidos: físico (yo lo de dormir poco lo llevo fatal!), educativo (siempre hay que estar enseñando) y espiritual (uno toma conciencia de que hay que dar ejemplo para mantener la autoridad).


Todo esto me ha recordado la sencilla historia de esta semana, aunque seguro que a vosotros os sugiere muchas más cosas. Espero que os guste.



====================================

El halcón



Un rey recibió como obsequio dos pequeños halcones y los entregó al maestro de cacería para que los entrenara. Después de unos meses, el maestro le informó al rey que uno de los halcones estaba perfectamente pero que al otro no sabía que le sucedía, no se había movido de la rama en la que lo depositó el día que llegó.



El rey mandó llamar a curanderos y sanadores para que vieran al halcón, pero nadie pudo hacer volar al ave.



Encargó entonces la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió. Al día siguiente, el monarca pudo observar desde la ventana de sus aposentos que el ave aún continuaba inmóvil. Entonces decidió comunicar a su pueblo que ofrecería una recompensa a la persona que hiciera volar al halcón. A la mañana siguiente vio, sorprendido, al halcón volando ágilmente por los jardines.



El rey le dijo a su chambelán que trajera a su presencia al autor de ese milagro. Al poco, apareció ante él un campesino. El rey le preguntó:



- "¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo hiciste? ¿Eres mago?"



Intimidado, el campesino le contestó: - "Fue fácil, mi Señor, sólo corté la rama y el halcón voló, se dio cuenta que tenía alas y se puso a volar".

viernes, 8 de mayo de 2009

Decálogo para formar un delincuente

Hace unos meses, antes de iniciar nuestro -¡y vuestro!- blog, envié este 'Decálogo para formar un delincuente' elaborado por el famoso juez de menores Emilio Calatayud, y me ha parecido oportuno incluirlo ya que no tiene desperdicio para los que nos movemos en el ambiente juvenil.


Cada vez soy más consciente de lo difícil que es ser padre o madre hoy en día, con los hijos sometidos a todo tipo de información, ejemplos, relativismos,..... así que esta historia de la semana va dedicada a todos los padres y educadores de esta pequeña lista, con la esperanza de que sea de utilidad. ¡Animo y no desfallezcáis en vuestra bonita tarea
.

==============================
Decálogo para formar un delincuente


1. Comience desde la infancia dando a su hijo todo lo que pida. Así crecerá convencido de que el mundo entero le pertenece.


2. No se preocupe por su educación ética o espiritual. Espere a que alcance la mayoría de edad para que pueda decidir libremente.


3. Cuando diga palabrotas, ríaselas. Esto lo animará a hacer cosas más graciosas.


4. No le regañe ni le diga que está mal algo de lo que hace. Podría crearle complejos de culpabilidad.


5. Recoja todo lo que él deja tirado: libros, zapatos, ropa, juguetes. Así se acostumbrará a cargar la responsabilidad sobre los demás.


6. Déjele leer todo lo que caiga en sus manos. Cuide de que sus platos, cubiertos y vasos estén esterilizados, pero no de que su mente se llene de basura.


7. Riña a menudo con su cónyuge en presencia del niño, así a él no le dolerá demasiado el día en que la familia, quizá por su propia conducta, quede destrozada para siempre.


8. Dele todo el dinero que quiera gastar. No vaya a sospechar que para disponer del mismo es necesario trabajar.


9. Satisfaga todos sus deseos, apetitos, comodidades y placeres. El sacrificio y la austeridad podrían producirle frustraciones.


10. Póngase de su parte en cualquier conflicto que tenga con sus profesores y vecinos. Piense que todos ellos tienen prejuicios contra su hijo y que de verdad quieren fastidiarlo.


Emilio Calatayud

sábado, 2 de mayo de 2009

La noche y el día

¿Cómo vemos las cosas que nos rodean? Parece una obviedad pero cuando se profundiza un poco aparecen sutiles diferencias: lo que para mí es una montaña para otro es un cuadro impresionista, lo que para mí es un atardecer normal para otro es una poesía, o lo que para mí es una persona corriente para otro es una obra de arte.


De esto trata esta historia de la semana, para que aprendamos a ver las cosas un poquito mejor.

==============================


La noche y el día

Un día el Maestro preguntó a sus alumnos:

- ¿Cómo podemos saber cuándo acaba la noche y empieza el día?

- El día empieza cuando, al ver una animal desde lejos, distingo si es un cordero o un perro, dijo uno.

- No, contestó el Maestro.

- Entonces cuando, al ver un árbol, distingo si es un cerezo o una higuera, dijo otro.

- Tampoco.

- Pues entonces cuando distingo si un hombre es blanco o es negro, añadió un tercero.

- Tampoco es correcto, corrigió el Maestro.

Entonces fueron los alumnos los que, intrigados, le preguntaron cómo podría saberse.

- La diferencia entre el día y la noche -respondió- se da cuando, al mirar a una persona, sea quien sea, ves en ella a un hermano. Si no la ves como hermano, sea la hora que sea, es que tu corazón está en la noche.

viernes, 1 de mayo de 2009

Nuevo diccionario español

Decía la Madre Teresa de Calcuta que "hay que tomarse la vida con amor y humor: con amor para comprenderla y con humor para soportarla”. Así que en esta ocasión la historia de la semana va de humor, para que sonríamos al fin de semana y sobre todo a los que tenemos al lado, que no todo van a ser cosas serias.

Está comprobado que en la mayoría de las situaciones las personas nos tratan como las tratamos: si somos generosos, lo serán con nosotros; si ayudamos, nos ayudarán, si somos amables, responderán igual,... Y si llevamos alegría haremos más felices a nuestros amigos y personas que queremos. ¡Así que, sonría por favor!! :-))

==============================


NUEVO DICCIONARIO ESPAÑOL


ANOMALO: Hemorroides


ATIBORRARTE: Desaparecerte


BARBARISMO: Colección exagerada de muñecas barbie


BECERRO: Observar una loma o colina


BERMUDAS: Observar a las que no hablan


BERRO: Bastor Alebán


CACAREO: Excremento del preso


CACHIVACHE: Pequeño hoyo en el pavimento que está a punto de convertirse en vache


CHINCHILLA: Auchenchia de un lugar para chentarse


CAMARÓN: Aparato enorme que saca fotos


CIRCUITO: Lugar donde trabajan payasuitos y enanuitos


DECIMAL: Pronunciar equivocadamente


DIADEMAS: 29 de Febrero


DILEMAS: Háblale más!


ENDOSCOPIO: Me preparo para todos los exámenes excepto para dos


ESGUINCE: Uno más gatorce


ESMALTE: Ni lunes ni miélcoles


INESTABLE: Mesa norteamericana de Inés


NITRATO: Apatía por hacer algo


MANIFIESTA: Juerga de cacahuetes.


MEOLLO: Me escucho.


NUEVAMENTE: Cerebro sin usar


ONDEANDO: Onde estoy


POLINESIA: Mujer Policía que no se entera de nada


SORPRENDIDA: Monja en llamas


TALENTO: No ta rápido


TELEPATÍA: aparato de TV para la hermana de mi mamá


TOTOPO: Mamamífero ciciciego dede pepelo nenegro que cocome frifrijoles